Licopodios

 
 

Cuando pensamos en plantas vienen rápido a la mente árboles, arbustos, enredaderas,  helechos, palmas, pinos y yerbas. Sólo si hemos estudiado botánica recordaremos incluir a los licopodios. Estas primitivas plantas vasculares, parientes de los helechos, producen muchas hojas simples y pequeñas a lo largo de delgados tallos erectos que brotan de tallos rastreros más grandes. La apariencia general es de un arbolito de navidad, razón por la cual les llaman Christmas tree clubmoss. Los licopodios, al igual que los helechos, no producen frutas ni semillas. Sus órganos reproductores, llamados estróbilos, son amarillentos, producen esporas y aparecen en la punta de los tallos.


Lycopodiella cernua es la más común de las diecisiete especies de licocodios que crecen en Puerto Rico. Vive en los trópicos alrededor del mundo y está ampliamente distribuida en la isla, principalmente en los bosques húmedos de la cordillera, a elevaciones intermedias y altas. En los campos se le llamaba azufre vegetal, pata de gato, uña de gato y colchón de pobre. Aunque los tallos no son olorosos, la planta se cultiva para incluirla en el popurrí. Los bosques húmedos y pantanosos del Periodo Carbonífero estuvieron poblados por grandes licopodios, del tamaño de árboles, cuyos troncos y ramas fosilizadas dieron origen al carbón de piedra que usamos como combustible.

Los licopodios parecen arbolitos de navidad por sus tallos repletos de diminutas hojas y por los esporangios que semejan conos. Tomé esta foto con la ayuda de una pinza adherida a un tubo para mantener la planta erguida. También usé terciopelo  para oscurecer el fondo. Nikon CoolPix E8700, 8.9-71.2 mm (13.7 mm), ISO 50,  1/2 s, f/7.7, flash de la cámara.

Lycopodiella cernua